Viña Instinto

Empezamos este proyecto el 2012, mismo año que nuestro matrimonio, por lo que desde su inicio fue un proyecto familiar. Somos un enólogo con años de experiencia en la industria y una abogada con pocos conocimientos, pero mucho entusiasmo.

Siempre quisimos hacer un vino a nuestra medida, que nos identificara, sin la necesidad de seguir tendencias comerciales y que nos permitiera participar en todas las etapas del proceso. Es ahí donde nace nuestro primer vino “de garage”, en la búsqueda por volver a las raíces del vino.                                                                                                                                                             Estamos en constante búsqueda de uvas de excelencia a lo largo de Chile, que cosechadas a mano en su punto óptimo de madurez sean capaces de expresar lo mejor de cada valle.